Tipuano en la plaza / karpint

Peñajara triunfa en Coria con un cambio de última hora

La ganadería, que repite en la ciudad, no decepciona a los caurienses con un toro que ha dado juego en la plaza y en las calles

Irene Domínguez
IRENE DOMÍNGUEZ

La pasada madrugada volvía la ganadería Peñajara a la ciudad con un cambio de última hora. De nombre Tipuano el astado conseguía dar el juego que Coria necesita tanto en la plaza como en las calles, fijándose en los corredores y haciendo que la adrenalina aumentara.

En una plaza abarrotada y entre aplausos y pitos a partes iguales algunos se atrevían a sacar el capote a darle unos pases al Peñajara con sustos incluidos que finalmente no llegaban a nada gracias a la rápida actuación de los mozos. Tipuano, se comportó permitiendo incluso que lo saltaran y lo recortaran.

A las 04.30 horas el astado pisaba las calles saliendo por la calle de las monjas en dirección a la Plaza de San Pedro. Volvía a su ubicación inicial en la plaza para seguir su camino hacia la Catedral. Allí, amenizado por una trompeta que tocaba las canciones típicas de la charanga, se mantenía durante gran parte de su lidia, moviéndose por las calles contiguas. Largas carreras se pudieron ver en el Casco Histórico, donde la gran afluencia de gente hacía temer lo peor con la caída de alguno de los corredores.

Tras moverse por algunas calles más haciendo que todos los espectadores pudieran disfrutarlo, el final del Tipuano llegaba en la Plaza de la Cava donde era sacrificado.

De nuevo en Coria un día festivo sin incidentes y pudiendo disfrutar del festejo taurino de la mejor de las maneras.