La parroquia de San Ignacio de Loyola recupera la tradición de la bendición de mascotas

El párroco bendice las mascotas en San Ignacio de Loyola/KARPINT
El párroco bendice las mascotas en San Ignacio de Loyola / KARPINT

Julián Carlos Pérez salió a las puertas de la iglesia cauriense para derramar agua bendita sobre los animales

Eladio Paniagua
ELADIO PANIAGUACORIA

Dice el refrán que «por San Antón, gallinita pon». Y para poner en valor a los animales que nos acompañan, qué mejor forma que recuperar la tradición de su patrón y celebrar, como desde hace años lleva a cabo en Coria la parroquia de San Ignacio de Loyola, la bendición de mascotas. Así, el párroco de San Ignacio y vicario de la zona norte, Julián Carlos Pérez Domínguez, salió a las puertas de la iglesia para realizar la derrama de agua bendita sobre las decenas de mascotas y los dueños que se acercaron para celebrar esta festividad.

Pero no sólo la conmemoración de San Antón ha sido rescatada en Coria. La asociación de 'Amigos de San Sebastián' ha decidido celebrar, «en su más pura esencia», el día de su patrón.

 

Fotos

Vídeos