José Manuel López en una imagen de archivo del año 2007. / hoy

Muere José Manuel López, exdirector de Cáritas de Coria-Cáceres durante 23 años

El funeral será el martes, a las once de la mañana, en la Iglesia de San Juan en Cáceres

Sergio Lorenzo
SERGIO LORENZO Cáceres

José Manuel López Perera ha fallecido en Cáceres, la ciudad en la que nació en 1937, hace 85 años. El martes, a las once de la mañana, será el funeral en la Iglesia de San Juan.

José Manuel López ha sido director de Cáritas de la Diócesis de Coría-Cáceres durante 23 años, hasta el mes de febrero de 2018, en el que le sustituyó Damián Niso.

Casado, padre de cuatro hijos, en los años setenta fue secretario del Consejo de Empresarios de la provincia de Cáceres, dedicándose a dirigir Cáritas desde que se lo pidió el obispo Ciriaco Benavente, por entonces él estaba vinculado en otras áreas de la Iglesia.

Cuando él dejó la dirección de esta organización un total de 1.175 personas habían recibido la ayuda de esta organización en un año. Cáritas Dicoesana tenía 30 trabajadores y 900 voluntarios.

En entrevistas que había concedido al Diario HOY, José Manuel López destacaba la importante labor de ayuda que hacía la institución que dirigía. Señalaba que un hecho que le había marcado es que durante un tiempo estuvieron atendiendo a enfermos de sida en una casa. «Empezamos a atenderles en una casa en 1997 para que tuvieran un sitio donde morir dignamente», afirmaba. También resaltaba la labor que hacían en el centro de acogida para gente que está en la calle, abandonados a su suerte.

Cáritas es una organización dependiente de la Iglesia que empezó en el seno de Acción Católica. En 1946 se constituyó una junta técnica que empezó a trabajar en Madrid, y al año siguietne ya se convirtió en Cáritas. Fue un proceso similar al de Manos Unidas con las mujeres de Acción Católica. Una de las primeras labores de Cáritas fue repartir la leche americana del Plan Marshall. En Cáceres, la dirección de Cáritas estuvo centralizado en Madrid, hasta que el 25 de junio de 1965 se inició la descentralización, con la labor de Cáritas Diocesana de Coria-Cáceres con el obispo Llopis Ivorra.

José Manuel López le pasó el testigo de la dirección de Cáritas a Damián Jesús Niso Chaves, con el desafio de lograr un edificio de mayores dimensiones para el albergue Centro Vida, situado junto a la estación de Renfe, que está destinado a personas sin hogar.

En el año 2021 Cáritas Diocesana de Coria-Cáceres logró ayudar a 1.745 personas de 1.634 hogares. En total se beneficiaron de esta organización ligada a la Iglesia 2.387 personas, un 12% más que en el año anterior.