Lastimero en la plaza / karpint

Lastimero decepciona a las calles de Coria

Tras una buena salida a la plaza y un amago de salir a las calles, el astado la tarde del viernes se adueña de la plaza y no sale de ella

Irene Domínguez
IRENE DOMÍNGUEZ

Lastimero, el toro lidiado esta misma tarde en Coria proveniente de la ganadería Araúz de Robles ha creado una sensación de decepción para los espectadores que lo esperaban en las calles del Casco Histórico.

El astado hacia una salida a la plaza en la que se intuía fuerte, pero finalmente no era así. Tras tocar la tercera campanada, durante unos minutos tocaba el asfalto saliendo por la calle de la Iglesia de Santiago para unos minutos después volver a la plaza.

Un toro sin movimiento y que no tenía disposición de arremeter durante la lidia. Finalmente se ha mantenido durante toda la lidia en la plaza. Siendo viernes y habiendo una gran afluencia de espectadores la sensación para todos era de desilusión al no poder verlo.