Lidia de Colibrí en la plaza / karpint

Gran expectación con Colibrí tras su encierro

Tras el encierro del toro de la Juventud Cauriense, en el que dejaba seis heridos, se esperaba con ansias su salida a la plaza donde también habia que lamentar una cogida

Irene Domínguez
IRENE DOMÍNGUEZ

Colibrí, de la ganadería de Enrique Serrano Martín, salía de los corrales descolgándose de los mansos y dejando a su paso un total de seis heridos, uno de ellos por asta de toro. A las ocho era máxima la expectación que se notaba en el tendido por ver la actuación de este toro de la Juventud Cauriense en su lidia, donde finalmente también cogió a un corredor.

En líneas generales Colibrí ha puesto el listón muy alto realizando una muy buena lidia en la plaza y en la calles, dando el juego que Coria necesita y corriendo casi la totalidad del recorrido del Casco Histórico.

Cinco de los siete heridos están se encuentran en estado leve. El más grave es un varón de 64 años que ha sufrido una cornada y ha tenido que ser intervenido de urgencias en el quirófano móvil y posteriormente trasladado al hospital. El corredor que ha sido herido durante la lidia en la plaza presentaba un varetazo en el gemelo derecho, por ahora el pronóstico es leve. El resto han sido arrojados por los mansos y por el astado y tras la exploración han sido dados de alta, la mayoría con traumatismos y lesiones óseas y musculares.