Luis Fernando Rodríguez Paniagua, abanderado de la Junta de Defensa en 2022 / KARPINT

«Sigo en mi empeño de que esta vida me debe unos Sanjuanes»

Luis Fernando Rodríguez 'Nandi', Abanderado de la Junta de Defensa en 2022

Eladio Paniagua
ELADIO PANIAGUA CORIA

Fue el sueño de su vida el ser Abanderado de la decana Peña 'Junta de Defensa del Toro de San Juan' y no pierde esa ilusión después de dos años sin fiestas, esperando ver cumplido su sueño en el 2022.

–¿Es aficionado a los toros?

–Muy aficionado, una afición que heredé de mi padre que ejerció su trabajo en el toril y fue esta afición de mi padre la que me hizo ser un gran amante de las Fiestas de San Juan.

–¿Cómo ve en general el estado actual de la fiesta de los toros?

–Últimamente y como de todos es sabido, se han visto muy afectadas por la Covid tanto a nivel nacional como en los festejos populares. En lo referente a Coria sus tradicionales fiestas se han visto muy afectadas puesto que por segundo año consecutivo no las podremos celebrar afectando en gran medida al turismo y a la economía. No hay que olvidar que Coria es el espejo donde se miran otras localidades con festejos similares, pero que no se pueden comparar con los nuestros, motivo por el cual en estos días miles de turistas se daban cita para participar de nuestras fiestas, esperando que la vacuna acabe con este virus y que el próximo año podamos disfrutar plenamente de ellas.

-¿Sigue siendo oficialmente el Abanderado de la Junta de Defensa?

–Sigo en mi empeño de que esta vida me debe unos Sanjuanes y tengo que decir que para este menester fui nombrado en el 2020 y por las circunstancias de todos conocidas me he quedado en blanco tanto en el 2020 como en el 2021, esperando ver cumplido el sueño de mi vida en el 2022.

–¿Cómo ve a los corianos al quedarse un año más sin sus fiestas?

–Fatal, porque todos los corianos viven estos días intensamente y prueba de ello es que el día que finalizan todos hacen un brindis por las fiestas del próximo año. Son unos días únicos donde el ambiente de las peñas y el bullicio de la gente por el Casco Antiguo se palpa a todas horas del día y en el toro de la madrugada. Se disfruta también con los pasacalles de la charanga y los encierros de los toros. Son unos días donde la ciudad se transforma y sólo vive por y para el toro que es el Rey de las Fiestas. Por lo tanto los corianos consideran esta situación como un palo muy grande en sus vidas, esperando que esta situación pronto vuelva a su normalidad con todos los ingredientes y ritos que la rodean.

–¿Tenía algo preparado para este año?

–La verdad es que lo que tenía preparado para el 2020 se fue al garete, este año y pensando en lo que pasó en esa fecha no he querido arriesgarme, pues tenía ya hecho los pins y los polos de la peña y no he querido hacer este año nada nuevo hasta ver si se podían llevar a cabo las fiestas, y definitivamente nos quedaremos sin ellas.

–¿Tenía comprometido el toro?

–Sí, desde el 2020 que lo apalabré con la ganadería 'Jara del Retamar' he querido mantener el compromiso adquirido y seguiré poniendo mis esperanzas en ese toro berrendo que me ha impresionado por su presencia. Un toro que en el 2022 tendrá 6 años y lleva por nombre 'Castañero', con un peso aproximado de 550 kilos. Yo sigo pensando en él porque esta ganadería siempre ha dado una buena función en nuestras fiestas.

–¿Algún recuerdo especial?

–Sí. Tengo en mi corazón grabadas el nombre de cuatro personas muy ligadas a esta singular peñas y que ya no se encuentran entre nosotros. Por un lado un recuerdo para el Policía Municipal, Marcos, mi suegro. Otra persona muy querida y especial en estos días fue Francisca la esposa de Félix el Chato, que fue la madre del Vice-abanderado Raúl Rodríguez. Un recuerdo también para Jesús el padre de Diana Muñoz, miembro de la Junta Directiva de la Junta de Defensa. Y finalmente el impacto que hace unos días dejó en los ciudadanos de Coria la muerte de Belén, que de manera inesperada nos dejó, dejando un vacío muy grande en esta carismática Peña de la Junta de Defensa del Toro de San Juan.