Chema Martín, jugador del Coria en La Isla / KARPINT

«Luchamos para ascender»

Chema Martín, jugador del CD Coria

Eladio Paniagua
ELADIO PANIAGUA CORIA

José María Martín García 'Chema Martín' en el mundo del fútbol, está de moda y no es para menos, pues en el partido jugado en la Era de las Matas de Malpartida de Plasencia consiguió alcanzar la cifra de 150 goles a lo largo de sus 12 años defendiendo los colores celestes

–¿Cómo se inició en el mundo del fútbol?

–Me inicié dando patadas al balón en mi época escolar en el colegio Zurbarán, con apenas 6 años. Poco después pasé a las diferentes categorías del Coria hasta ascender al primer equipo con tan solo 16 años. Destacar que estuve 5 años fuera del Coria militando en los equipos Flecha Negra como juvenil, Cerro Reyes en la 2ª División B y Jerez de la 3ª División.

–¿Cuántos años en el primer equipo del Coria?

–He tenido dos etapas, una cuando debuté con tan solo 16 años y estuve dos temporadas, pasando a los equipos que ya he mencionado de Badajoz, y otra la de mi regreso con 22 años al Coria hasta la fecha actual. En total 12 años en el Club de las Vegas del Alagón.

–¿Qué ha sido lo más importante para usted como jugador del Coria?

–Lograr tres fases de ascenso consecutivas y cambiar la imagen del club pasando de ser un equipo más de la región, a ser uno de los mejores equipos de Extremadura.

–¿Qué le dicen esos 150 goles conseguidos con el Coria?

–Han sido muchos años defendiendo los colores del primer equipo de mi ciudad y me llena de satisfacción haber logrado esos 150 goles, una cifra que muchos jugadores de élite quisieran llevar en su palmarés.

–Tres fases de ascenso consecutivas y con el objetivo de una cuarta esta temporada. ¿Se va a conseguir este año el ansiado ascenso?

–Estamos luchando con ese objetivo, la ilusión de toda la plantilla es que este año se haga realidad.

–¿Han tenido buen rollo en el vestuario?

–Tenerlo ha sido uno de los pilares que han hecho que el vestuario haya sido siempre como una familia, lo que ha hecho que dentro y fuera del campo se haya traducido en éxitos que en otras etapas del club no se consiguieron, aunque los tiempos y las circunstancias han sido distintas y todas las generaciones de jugadores que han pasado por el Coria merecen nuestro respeto.

–Tras las Navidades el equipo tuvo un bajón alarmante, ¿a qué ha sido debido?

–El problema fue el parón navideño cuando mejor estábamos y con la reanudación perdimos un poco la confianza y el buen momento de juego que teníamos, pero afortunadamente cogimos el buen ritmo y hemos vuelto a ser un equipo serio y aspirante al ascenso de categoría.

–¿Le hubiera gustado jugar en una categoría superior?

-Me hubiera gustado mantenerme, pues todos los jugadores pasan por momentos dulces y otros no tanto. Puedo decir que ya jugué en la Categoría de Bronce con el Cerro Reyes, pero en fútbol como en otros deportes se necesita tener una mano que te apoye y yo no he tenido esa suerte.

–¿Qué opina de la afición?

–Desde hace unos años La Isla es uno de los escenarios que más aficionados alberga y esto es de agradecer, pues a los jugadores nos gusta estar arropados por la afición. Por este motivo los aficionados del Coria merecen una nota muy alta y les pido que sigan apoyando no sólo en los momentos dulces sino cuando lleguen tiempos difíciles, porque el club no solo lo hacen la Junta Directiva que trabaja incansablemente para alcanzar grandes metas, sino que también está el equipo técnico y jugadores, sin olvidar a la masa social que son también una parte muy importante y ellos también son partícipes de los éxitos conseguidos.