Guillermo Fernández Vara firma en mayo pasado en una placa solar de la fotovolaica El Doblón, entre Mérida y Almendralejo. Al lado, el alcalde almendralejense, Josée María Ramírez.</p><p>. / J. M. ROMERO

Extremadura solo consume una quinta parte de la energía que produce

El balance eléctrico de 2021 contempla un aumento en un 55% de la producción de energía renovables y que la región demandó electricidad a niveles de 2017

Celestino J. Vinagre
CELESTINO J. VINAGRE

Que Extremadura es una región claramente exportadora de energía se sabe. El dato actualizado, a cierre de 2021, es que solo consume un 20,77% de lo que produce de electricidad, bien sea a través de la energía nuclear, bien a través del conjunto de las renovables (fotovoltaica, termosolar, eólica y hidroeléctrica). Esto es, el 79,23% de su producción es excedentaria (en 2020 ese dato bajó al 76,8%, es decir, consumió más, un 23,2%). La generación total de energía eléctrica en suelo extremeño subió un 15,56% respecto al año anterior, llegando a los 24.677 gigavatios hora (GWh). Extremadura produce el 9,5% de la energía de toda España, ocupando el cuarto lugar en este ranking (ha escalado dos puestos respecto a 2020).

Las cifras forman parte del balance eléctrico del año pasado que muestra otros números interesantes. Uno, por ejemplo, los 5.060 gigavatios hora de demanda, un 2,19% mas, se sitúan a niveles de 2017, con 5.060 GWh. Esto quiere decir que la reactivación económica propició más consumo. Es el segundo mejor dato desde 2005. «Si los vaivenes de la pandemia el año pasado no hubieran sido tantos hubiera sido mejor», remarca la consejera para la Transición Ecológica, Olga García.

Extremadura, ha dicho la consejera, «mantiene una posición predominante en el camino de la transición energética». El año pasado la producción renovable fue un 55,86% más, llegando a los 9.375 GWh. Esto supone que la energía renovables producida supone el 185,2% de la demanda final. En 2021, señala el balance, solo con instalaciones fotovoltaicas se alcanzaron los 900 millones de euros de inversión en Extremadura por parte de empresas energéticas, generando 3.500 empleos y dejando 9,2 millones en impuestos, fundamentalmente en las arcas de los ayuntamientos.

Detalles

El detalle del informe estadístico deja que el 61,6% de la energía eléctrica producida el año pasado en la región llegó a través de la central nuclear de Almaraz, solo un 0,38% menos que en 2020. Mientras, el 37,99% de la energía fue a través de las renovables. En este apartado, un 19,97% llegó a través de la solar fotovoltaica, un 8,85% a través de la hidráulica y un 7,57% a través de la solar termoeléctrica.

Llama la atención que la producción de energía con las centrales hidroélectricas llegó a incrementarse un 48,40% en un año seco y que dejó problemas en las presas de Valdecañas y en la de Torrejón, en el entorno del Parque Nacional de Monfragüe.

Mientras, la energía solar fotovoltaica creció un 106,2% y la eólica un 6,87%. En este caso, procedente del único parque eólico que funciona en la región, El Merengue, de Plasencia, de 39 megavatios. Un segundo, de 50 megavatios, lo hará antes de acabar el año presumiblemente.

De esta forma, informa la consejera García, la potencia instalada renovable en Extremadura en 2021 alcanza los 3.881 megavatios procedentes de fotovoltaica, los 2.277 de la energía hidráulica y los 849 de la energía termosolar.

La titular de Transición Ecológica ha hecho hincapié en el incremento espectacular del autoconsumo energético en Extremadura, esto es, la instalación de placas solares para producir su propia energía por parte de empresas, ciudadanos y también administraciones. Al acabar 2021 el número de instalaciones de autoconsumo en la región alcanzó la cifra de 1.183, frente a las 387 del año anterior. De ellas, 1.007 fueron instalaciones de particulares y 132 de empresas, sumando 11 megavatios de potencia instalada.

Solo en lo que llevamos de año hay 1.687 nuevas instalaciones de autoconsumo, con 17 megavatios. A día de hoy, señala la Junta, los datos globales indican que hay 3.365 instalaciones de autoconsumo con 44,6 megavatios generados a través de la autoconsumo energético.

La consejera Olga García presentando esta mañana el balance eléctrico de 2021. / HOY

42 renovables en construcción, con 1.788 megavatios nuevos

El crecimiento del sector de las renovables en Extremadura no se detiene. Según los datos de la Consejería para la Transición Ecológica, en la región hay 42 plantas en construcción, básicamente fotovoltaicas, que suponen un potencia instalada de cada 1.800 megavatios (1.788 exactamente). Además otros 53 proyectos cuentan con autorización administrativa y están pendientes de iniciar su construcción, con una potencia de 1.181 megavatios. Además, otros 67 proyectos renovables han iniciado su tramitación, con una potencia final de 2.439 megavatios.