Esther Gutiérrez

Esther Gutiérrez, doble medalla en el campeonato de España de Powerlifting

El campeonato tuvo lugar el pasado domingo en la localidad alicantina de Ibi, donde la cauriense competía en la categoría de 57kg y se hizo con el segundo puesto en sentadilla y el tercero en la general

Irene Domínguez
IRENE DOMÍNGUEZ

La cauriense Ester Gutiérrez se alzó el pasado domingo, 3 de abril, con el segundo puesto en la prueba de sentadilla y el tercero en la general del campeonato absoluto de España de Porwerlifting, en el que competían alrededor de 90 mujeres. La competición tuvo lugar en la localidad alicantina de Ibi y Esther competía en la categoría de 57 kg.

Esther comenzó la prueba con el ejercicio de sentadillas, en el que se inició con un peso de 137,5kg en el primer intento y que terminó por subir a 147,5kg para alzarse así con la medalla de plata en este ejercicio.

En peso muerto la cauriense obtuvo el sexto puesto, alejándose del podio por 7 kilos. Empezó la prueba por 142,5 kg, llegando a levantar hasta 160kg, casi el triple de su propio peso y superándose respecto al último campeonato, donde levantó cinco kilos menos.

Finalmente, en la prueba de press banca se posicionó quinta, levantando 75kg pero superándose una vez más a sí misma y batiendo su propio récord de 72,5kg. Con esta última prueba, Esther sumaba 382,5kg lo que le dio el tercer puesto en el peso total levantado, empatando con la segunda clasificada que se situó por delante por peso corporal.

Esther empezó en el powerliftign cuando apenas se conocía este deporte en Extremadura, siendo en ese momento de las pocas personas que lo practicaban en la región. Actualmente, aunque sigue siendo poco visible, son cada más vez quienes se animan a levantar pesas. En torno a 300 mujeres y 750 hombres compiten en este deporte de fuerza a día de hoy..

Tras competir con un club de Málaga, Esther pudo llevar a cabo el pasado diciembre algo que siempre había deseado, crear un club extremeño de Powerlifting con el que llevar la bandera de Extremadura por todo el mundo, algo que anteriormente Esther también hacía.

La joven de 25 años se ha convertido en una de las grandes deportistas de la ciudad y una de las caras conocidas del powerlifting.