La escuela 'Bufón Calabacillas' muestra la talla de San Pedro restaurada

Imagen del santo ya restaurada/Cedida
Imagen del santo ya restaurada / Cedida

La restauración de la imagen del apóstol ha sido realizada de manera altruista

Eladio Paniagua
ELADIO PANIAGUACORIA

La escuela de artes 'Bufón Calabacillas' presentó los trabajos de restauración de la talla de San Pedro Apóstol de principios de siglo XX que se encontraba en la capilla del seminario conciliar de Coria. Fernando Domínguez, director de la escuela, fue el encargado de dar a conocer, en una ponencia en la catedral, cada uno de los trabajos que han realizado los alumnos de la escuela durante algo más de un año para que la imagen pudiera volver a su lugar de origen.

Domínguez afirmó que una vez examinada la imagen, los alumnos realizaron un estudio exhaustivo de los daños que esta tenía, como la pérdida de madera, grietas de todos los tamaños, falta de dedos, la ausencia del báculo de obispo de la mano izquierda y también la falta de una de las llaves. La talla también tenía acumulación de polvo y manchas de restos de cera de velas, golpes y raspaduras por todo el conjunto, numerosas lagunas de policromía y dorado y oxidación de los barnices que le han cambiado los colores originales.

Tras examinar los daños, el equipo de 'Bufón Calabacillas' propuso comenzar por dar a la imagen un tratamiento del soporte con pegado y sellado de las grietas con cola fuerte. A continuación se decidió sostener ambos hombros con una barra roscada y reintegrar el volumen con espigado de las grietas más grandes para después continuar con estucado y limpieza en toda la talla y acabar con la reintegración de color, con acuarela. El dorado se ha conseguido al agua con estuco, bol y pan de oro y, finalmente, se hicieron retoques de color y barnizado a pistola.

El director recalcó que ha sido un trabajo en equipo, formado por alumnos y profesores de la escuela 'Bufón Calabacillas' y que fue realizado de manera altruista.