Trabajos de demolición en la vivienda ubicada en la Avenida Sierra de Gata. / RAÚL SÁNCHEZ NOVAS

Comienzan los trabajos de demolición para dar mayor amplitud a las calles Labradores y Eritas Altas

Con estas obras se pretende hacer de Coria un municipio más accesible para vecinos y visitantes

Raúl Sánchez
RAÚL SÁNCHEZ

Los trabajos de demolición del edificio situado en el número 1 de la Avenida Sierra de Gata han comenzado esta mañana y servirán para dar una mayor amplitud a la entrada a las calles Labradores, Eritas Altas y su entorno.

Con estas obras se pretende hacer de Coria un municipio mucho más accesible para vecinos y visitantes, además de ayudar a mejorar sus infraestructuras.

El alcalde de Coria, José Manuel García Ballestero, ha explicado que estas obras son muy necesarias para dar una nueva imagen de la localidad, «ya que todo lo que se haga por el beneficio de la ciudad, será beneficioso para todos», ha añadido.

Cabe destacar que hace unos meses también se llevaron a cabo trabajos de demolición en tres viviendas situadas en la Calle Cruz de Piedra, en esta ocasión, para descubrir una parte de la muralla del Casco Histórico.

La retirada de las casas número 12, 14 y 16 en dicha calle permitió sacar a la luz los restos de la muralla, que data del siglo III d.C., y de los que no se podía disfrutar al encontrarse tras las viviendas.

Del mismo modo, el consistorio cauriense continúa trabajando en los proyectos de derrumbe sobre dos viviendas situadas en la Calle Corredera y una en la calle Peligros, que también ayudarán a liberar la muralla extramuros.

De igual forma, ya se trabaja en los proyectos sobre una vivienda en la Calle Cantarranas 1, que permitirá una mejor visión y disfrute de la Portona de la Guía, que da paso al recinto intramuros.