La ciudad prepara su dispositivo de seguridad para los Sanjuanes

Preparando las medidas de seguridad de San Juan/Cedida
Preparando las medidas de seguridad de San Juan / Cedida

Participarán 168 guardias civiles, 70 policías locales y 150 voluntarios de Protección Civil

Eladio Paniagua
ELADIO PANIAGUACORIA

La seguridad ciudadana durante la celebración de la fiesta de San Juan de Coria (Cáceres), declarada de Interés Turístico Nacional, centró la reunión ayer de la Junta Local de Seguridad, en la que se ha acordado la actuación conjunta de Guardia Civil, Policía Local y Protección Civil.

Los Sanjuanes se celebrarán del 23 al 29 de junio e incluirán una veintena de espectáculos populares taurinos que tienen lugar en el entramado urbano de la localidad, de ahí que la coordinación entre las distintas fuerzas de seguridad y emergencias sea vital para un desarrollo normal de la fiesta. Así se puso de manifiesto en el transcurso de la Junta Local de Seguridad que se celebró ayer en Coria bajo la presidencia del subdelegado del Gobierno en Cáceres, José Antonio García, y el alcalde de la localidad, José Manuel García Ballestero.

En el dispositivo de seguridad participarán un total de 168 agentes de la Guardia Civil, que velarán por el buen desarrollo de las fiestas y la seguridad de los vecinos.

Así, habrá un delegado gubernativo por cada festejo, miembros de la USECIC, Seguridad Ciudadana y Guardia Civil de Tráfico y más de 70 agentes de la Policía Local, según ha informado en una nota la Subdelegación del Gobierno en Cáceres.

En cuanto a los servicios sanitarios, se habilitarán dos enfermerías por parte del Servicio Extremeño de Salud (SES) y dos puestos sanitarios de Cruz Roja, uno de ellos con una UVI móvil. De igual forma, para garantizar la seguridad de los participantes, en el recorrido del encierro habrá de cinco a ocho salidas de emergencias para que puedan acceder los servicios sanitarios.

Por último, más de 150 voluntarios de Protección Civil estarán presentes, además de ocho cámaras de vigilancia y doce transmisores.

El alcalde ha manifestado su deseo de que vecinos y visitantes disfruten de las fiestas «libres de acoso y donde todos los participantes se sientan con libertad».