Los centros educativos de Coria celebran el Día de la Paz

Alumnos del colegio Virgen de Argeme participando en el mural/KARPINT
Alumnos del colegio Virgen de Argeme participando en el mural / KARPINT

Eladio Paniagua
ELADIO PANIAGUACORIA

Como viene siendo costumbre por estas fechas y concretamente el miércoles día 30 de enero, los centros educativos de la ciudad, celebraron, un año más, el Día Mundial de la Paz con un amplio abanico de actos encaminados a inculcar en la comunidad escolar los valores elementales para una buena convivencia, donde destacan el compromiso, el saber compartir con los demás, las buenas relaciones y el trabajo en equipo, ya que todos hacemos escuela y ponemos nuestro granito de arena para unidos construir la paz en el mundo y la buena convivencia y armonía en la sociedad.

Con este fin, el decano colegio Virgen de Argeme de la ciudad, ha elaborado para este día una gran mural con el símbolo de la paloma, y además los alumnos han transmitido un mensaje de paz y amor en un acto solidario que tuvo lugar en la mañana del miércoles, 30 de enero, en el patio escolar del centro, donde todos los cursos del colegio, acompañados de sus respectivos profesores y padres de alumnos fueron los protagonistas de este día tan importante y marcado en la agenda del calendario escolar.

Según la directora del colegio Virgen de Argeme, Inmaculada Saralegui Valero, cabe destacar de este acto, la participación de todo el profesorado y la actitud de todos los niños para el disfrute del momento, donde los alumnos han bailado y disfrutado con la canción 'El mundo entero', que puso colofón a esta jornada conmemorativa.

Finaliza Saralegui Valero diciendo que esta fecha es una festividad pedagógica que no puede faltar dentro de las actividades complementarias, donde se intenta concienciar a toda la comunidad educativa, por la importancia de los grandes valores necesarios para una buena convivencia de la sociedad en un mundo donde parece que se van olvidando los grandes valores que siempre han adornado y que han tenido como santo y seña la sociedad.