Borrar
Participantes en la XV Marcha BTT «Medina Cauria». RAÚL SÁNCHEZ NOVAS
Más de un centenar de ciclistas se dan cita en la XV Marcha BTT «Medina Cauria»

Más de un centenar de ciclistas se dan cita en la XV Marcha BTT «Medina Cauria»

La prueba, que contó con un recorrido de 48 kilómetros, discurrió entre las localidades de Coria, Portaje y Torrejoncillo

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Lunes, 30 de enero 2023, 16:47

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

En la mañana de ayer, domingo 29 de enero, Coria acogió la XV Marcha BTT «Medina Cauria», una de las pruebas con más arraigo de la comarca cacereña en cuanto a la modalidad de ciclismo de montaña.

En esta marcha cicloturista participaron 150 ciclistas de diferentes localidades como Alagón del Río, Alcorcón (Madrid), Aliseda, Béjar (Salamanca), Cáceres, Casas de Don Pedro, Cilleros, Coria, El Batán, Guijo de Granadilla, Hervás, Iscar (Valladolid), Los Santos de Maimona, Malpartida de Cáceres, Montehermoso, Moraleja, Navacarros (Salamanca), Navalmoral de la Mata, Palomares de Béjar (Salamanca), Plasencia, Puebla de Argeme, Salamanca, Sierra de Fuentes, Torrecilla de los Ángeles, Talavera de la Reina, Torrejoncillo, Valdencín, Valverde del Fresno, Villasbuenas de Gata y Villaviciosa de Odón (Madrid).

Esta actividad deportiva, de carácter no competitivo, consistió en un recorrido de 48 kilómetros, con 680 metros de desnivel acumulado, y discurrió entre las localidades de Coria, Portaje y Torrejoncillo.

Tras la salida desde el Paseo de La Isla, los participantes recorrieron el casco histórico de la ciudad, para abandonar el municipio cauriense atravesando el Puente de Hierro, hasta entroncar con el camino del «Erial» y tomar dirección a la Dehesa Boyal de Mínguez, donde se daría comienzo de forma libre a la marcha.

Una vez llegados a Portaje, los ciclistas atravesaron sus interesantes callejas hasta salir a su dehesa municipal por la zona de Montesordo, para tomar rumbo a la población de Torrejoncillo, donde los participantes pudieron experimentar la adrenalina del descenso entre las sinuosas curvas del itinerario hasta llegar a las proximidades del Rincón del Obispo.

Los últimos kilómetros de la marcha se desarrollaron por la pista sin dificultad que une la pedanía con Coria, hasta llegar al punto de meta.

Cabe destacar que en esta edición no se dio ningún incidente considerable durante la actividad, salvo los típicos de averías que se dan en este tipo de marcha.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios