La Seo cauriense fue el escenario de la Pontifical de Pascua en lengua de signos

Misa pontifical de Navidad/KARPINT
Misa pontifical de Navidad / KARPINT

Una Misa de Navidad más universal y accesible presidida por el pastor diocesano, Francisco Cerro Chaves

Eladio Paniagua
ELADIO PANIAGUACORIA

El pasado día 25 de diciembre, festividad del nacimiento del Niño Dios, se celebró en la Seo cauriense la tradicional Misa Pontifical de Pascua de Navidad presidida por el obispo de la Diócesis, Francisco Cerro Chaves, y concelebrada por el cabildo catedralicio con la presencia de los diáconos permanentes, cofradías y pueblo en general. En esta edición el acto sagrado contó con un sentido especial al tener un carácter más accesible y universal.

La colaboración de la Asociación de Personas Sordas de Cáceres, proporcionando un intérprete en Legua de Signos (LSE), ha permitido que por primera vez en este solemne espacio catedralicio, que las personas de la comunidad sorda que participaron de esta eucaristía, pudieron seguir sin dificultad alguna el oficio religioso y en otra lengua oficial, la Lengua de Signos (LSE). Un hecho además que ejemplifica y muestra la atención al conjunto de la sociedad y a la diversidad funcional, así como el compromiso por la igualdad y la autonomía personal.

Esta celebración entre la Asociación de Personas Sordas de Cáceres y el Obispado de Coria-Cáceres, a través de la Delegación Diocesana de Personas con Discapacidad –especialmente simbólica en el acto, el lugar y quien ofició la ceremonia- ha de verse también como una más de las colaboraciones y alianzas sociales que la APSCC está desarrollando con diferentes instituciones y entidades, así como con acciones y colectivos.

«Una apuesta por caminar y construir juntos el futuro de igualdad y plena autonomía en la que se ha empeñado especialmente la Asociación de Personas Sordas de Cáceres en la celebración de su cuadragésimo aniversario» como reiteradamente destaca y se empeña activamente en ello Ángel Soria, presidente de la APSCC.

En la homilía el prelado, tras destacar el lenguaje de signos por primera vez en una eucaristía en esta Catedral, resaltó tres claves que a su entender cuenta la Navidad: asombro, aceptación y amor.

En cuanto al primero, dijo, que el Misterio de la Navidad produce asombro por el Nacimiento del Niño Dios. En cuanto a la aceptación, dijo el prelado, que la mayoría de la gente cree en Dios pero en muchas ocasiones no aceptan sus planes, instando a todos a aceptarlos aunque no nos gusten. Y finalmente dijo que la clave principal de la Navidad es el amor, ya que Dios se ha acercado a nosotros porque todo lo humano es digno de ser divino.