Un buen número de personas se manifestaron en defensa de los chiringuitos

Los manifestantes recorriendo la avenida/KARPINT
Los manifestantes recorriendo la avenida / KARPINT

La manifestación fue convocada por la agrupación de chiringuitos de Coria que afirman que la ciudad pierde en la época estival alrededor de cien puestos de trabajo

Eladio Paniagua
ELADIO PANIAGUACORIA

Masiva fue la respuesta ciudadana para reivindicar las justas reivindicaciones de los empresarios de los chiringuitos del río Alagón de Coria, ante la negativa de Confederación Hidrográfica del Tajo a otorgar las licencias de apertura de los mismos y que en años anteriores estaban ubicados en la margen derecha del río Alagón.

La manifestación partió de la plaza de la Casa de la Cultura de Coria, a las 20.30 horas y en la pancarta que encabezaba la manifestación se podía leer 'Chiringuitos de Coria si' y en ella el sector de hostelería de los chiringuitos denunció la situación existente, que no es otra sino le denegación de licencias de apertura de los chiringuitos, basándose en la nueva regulación relativa a los riesgos de inundaciones de la zona, incluyendo limitaciones a los usos del suelo planteadas para la zona inundable, vigente desde diciembre de 2016.

Se da la circunstancia de que algunos de los chiringuitos llevan alrededor de 40 años de vida y ni los más viejos del lugar recuerdan haber visto alguna inundación del río Alagón durante los meses de junio, julio y agosto, por lo que consideran, que los argumentos de Confederación se caen por su propio peso, algo que hoy en día consideran desde la agrupación de los chiringuitos, total y absolutamente injustificable, especialmente dada la situación en la que se encuentra la localidad, perdiendo de este modo un buen número de puestos de trabajo.

También destacan los empresarios que estos chiringuitos son una inyección para Coria: Atraen personal de otras localidades, turistas, lo que redunda en beneficio de otros negocios, generan puestos de trabajo (entre 80 y 100), beneficios a las empresas de la localidad, fomento de actividades, en lugares de ocio para el verano y dan un beneficio en el cuidado y uso del medio ambiente, del río.

Unas instalaciones que año tras año han abierto sus puertas por estas fechas, algunas 40 años atrás, dando servicio a la población de Coria y municipios cercanos, accesibles al público y contaban con todos los permisos obligatorios, así como con una masiva asistencia de clientes.

El comunicado de los empresarios de los chiringuitos finaliza diciendo: «Estamos reclamando, la ausencia de fundamentación en la negativa de Confederación Hidrográfica del Tajo a autorizar la instalación y montaje de los chiringuitos, el año pasado con las mismas circunstancias y misma normativa los chiringuitos de Coria abrieron sus puertas, ¿por qué este año no?».

La manifestación partió de la plaza de la Casa de la Cultura siguiendo por la avenida Sierra de Gata, Plaza del Rollo, Corredera y tuvo como final la plaza de San Pedro frente al Consistorio donde se dio lectura al manifiesto. Al final los manifestantes colocaron la pancarta en el balcón del Ayuntamiento.