Fallecen dos mujeres en el incendio de su casa en el barrio de Moscoso

Las víctimas son una anciana de 86 años y su hija, de unos 50 años

Estado en que ha quedado la casa. Karpint
Incendio

Sobre las 22,45 horas del pasado miércoles, día 10, y en la vivienda del piso número 11 de la calle Plasencia del barrio de Moscoso de Coria, se produjo un incendio por causas desconocidas y como consecuencia de él murieron dos personas (madre e hija) de 86 y 50 años respectivamente. La madre, según los vecinos, llevaba ya unos tres años enferma en la cama. Además y como consecuencia del incendio, hubo dos personas con heridas leves, una mujer de 78 años y un bombero de 43 años que hubo de ser asistido en el Hospital 'Ciudad de Coria'.

El alcalde de la ciudad, José Manuel García Ballestero, manifiesta, que estuvieron presentes en el incendio desde el momento en que tuvieron conocimiento ya que se encontraban reunidos en el Ayuntamiento la Comisión de Seguridad de las Fiestas de San Juan y se enteraron del suceso de manera inmediata. Nos personamos en el lugar del incendio, afirma García Ballestero, y ya estaba todo el dispositivo desplegado tanto bomberos, Policía Municipal, Guardia Civil, Cruz Roja y Protección Civil, y las primeras noticias que se tuvieron es que había dos personas dentro de la vivienda número 11 (madre e hija) y entonces nos temimos lo peor. El incendio se sofocó debido a la celeridad de los bomberos y una vez que se despejó el humo y pudieron entrar con más seguridad los bomberos, hallaron los cadáveres, esperaron que llegara la forense y se trasladaron los cuerpos a Cáceres.

García Ballestero manifiesta que la intervención de los bomberos y demás fuerzas de seguridad fue rápida y eficaz. Yo entiendo, dice, que en esta serie de incidentes quizás los minutos y la angustia sea larga, pero los datos que tengo, afirma el primer edil, hubo mucha celeridad y coordinación. Enseguida, dice, me supe en contacto con el presidente de la Diputación y de la Junta de Extremadura los cuales se interesaron desde el primer momento del asunto.  También el consejero de Administraciones Públicas y responsables del 112, estuvieron pendientes toda la noche de cómo se desarrollaban los acontecimientos y yo creo, dice el alcalde, que la respuesta fue buena, fue positiva, la coordinación fue muy buena y por tanto, finaliza el alcalde, yo así lo percibo, según los datos que tenemos y agradece el espíritu y trabajo del bombero hospitalizado por exponer su vida al servicio de los demás.

La noticia corrió enseguida por toda la ciudad y toda la plaza donde se halla la vivienda se llenó de ciudadanos expectantes del desenlace del incendio que debido a la celeridad y buen hacer de los bomberos y fuerzas de seguridad, quedó extinguido y que se produjo en el comedor de la vivienda sin pasar a otras dependencias del edificio.

Las dos mujeres, al parecer, murieron por inhalación de gases a causa del humo.

La vecina del piso bajo de la vivienda, Laureana Tercero Cerro, tiene en alquiler el piso bajo número 9 y presenció el incendio desde los jardines de la plaza donde se encontraba. Estaba sentada allí, dice, cuando se percataron de que salía humo de la vivienda. Entonces, dice, comenzaron a llamar a los del piso de arriba darles a conocer el peligro que corrían y no contestaban. La gente, asevera, llamaron enseguida a los bomberos que no tardaron en llegar y no pudieron hacer nada por salvar a las dos mujeres que ya estaban muertas por la inhalación del humo. Ella dice también necesitó asistencia, afirma.

Por su parte, otro vecino de una vivienda colindante, Jerónimo Domínguez Bravo, estuvo presente desde el primer momento en el incendio, aunque afirma que no se pudieron informar de las causas que lo provocaron. La señora de 86 años que falleció, llevaba unos tres años enferma en la cama y la otra mujer de 50 años era su hija.