La edil socialista Ana Victoria Miguel Villanueva afirma ser falsas las acusaciones del alcalde sobre las retribuciones que recibió en la anterior legislatura

Ana Victoria Miguel durante la rueda de prensa. Karpint

En rueda de prensa celebrada en la sede del Partido Socialista, la concejala de esta formación, Ana Victoria Miguel Villanueva, salió al paso de las acusaciones vertidas por el alcalde José Manuel García Ballestero con respecto a las retribuciones que ella recibió en la anterior legislatura como concejal del Ayuntamiento. Miguel Villanueva mostró y entregó a los medios informativos un Certificado de Empresa firmado por la secretaria del Ayuntamiento en el que se especifica que 'Ana Victoria Miguel Villanueva trabajó en el Ayuntamiento a tiempo completo para altos cargos durante 2 años, 7 meses y 15 días, con denominación de concejal con dedicación exclusiva'.

Por este motivo, Miguel Villanueva, manifiesta que su trabajo como responsable municipal en el Ayuntamiento en la anterior legislatura fue un trabajo realizado con "dedicación exclusiva al mismo, en horario completo" y en absoluta correspondencia con las retribuciones por ello percibidas. Este extremo, asevera Miguel Villanueva, le consta a la Alcaldía, a los miembros de la Corporación de entonces, y a todos los que de una u otra forma se relacionaron con las actividades de su Concejalía de aquel periodo. Ponerlo en duda, afirma, es "primero mentira" y después un acto malintencionado por parte del Alcalde, que persigue desviar la atención ciudadana del verdadero problema del sueldo que percibe, casi 10 millones de las antiguas pesetas.

Mi responsabilidad política como concejal, en calidad de cargo liberado con carácter de exclusividad y mi trabajo como tal para el Ayuntamiento de Coria, asevera Miguel Villanueva, "las cumplí escrupulosamente" en absoluta correspondencia y en paralelo a mi simultáneo y total cese de la actividad de mi anterior puesto de trabajo en otra Administración.. Entendemos, dice, que al alcalde le preocupe el cuestionado asunto de su sueldo, pero la solución para ofrecer una explicación adecuada del mismo, no puede ser la de desviar la atención hacia el trabajo realizado con anterioridad por esta concejal, y reitero, dice, "con dedicación exclusiva y a tiempo completo, por mucho que el alcalde diga lo contrario".

Desde el comienzo de mi relación laboral con el Ayuntamiento de Coria en calidad de concejal con dedicación total, afirma, se llevaron a efecto las actuaciones propias y fundamentales del procedimiento establecido para ello, que constataban por sí la misma existencia de la relación, ya que no existe ningún informe de los servicios administrativos y técnicos del Ayuntamiento que digan lo contrario, pues son ellos los que emiten los informes previos, coetáneos y/o posteriores a la decisión adoptada, o en su caso la omisión producida. Por este motivo, dice, se llevó a efecto la correspondiente modificación en las cotizaciones a la Seguridad Social, las retenciones del IRPF y posteriormente y con carácter mensual se elaboró la nómina correspondiente y se autorizaron, se fiscalizaron y se intervinieron los correspondientes gastos y pagos como contraprestación al trabajo realizado como trabajadora municipal. De igual modo, dice, se formaron, fiscalizaron, controlaron y aprobaron los presupuestos anuales de la entidad local en los que se contenía el crédito preciso para afrontar las obligaciones derivadas de dicha relación laboral. E igualmente, se formó, controló, fiscalizó y se aprobó la plantilla de personal al servicio del Ayuntamiento, incluidos los cargos electos con dedicación, concretamente las retribuciones correspondientes a todos y cada uno de los mismos.

Miguel Villanueva insiste en que el alcalde miente porque "no existe en todo este proceso nota o informe de carencia, reparo u observación alguna" que se elevara a los correspondientes órganos municipales, por parte de los servicios administrativos y técnicos del Ayuntamiento, a quienes corresponder, al objeto de subsanación, enmienda, adición o rectificación, conforme legal y reglamentariamente pudiera haber correspondido en su caso, a los citados órganos municipales.

Finaliza diciendo que "el alcalde sigue vertiendo este tipo de injurias sobre su persona, menoscabando su reputación y que no será en rueda de prensa donde tenga que dar las explicaciones".