La abogada y concejala de Asuntos Sociales del Ayuntamiento, Amparo Echávarri desarrolló una ponencia en el IV Congreso 'Observatorio contra la violencia doméstica y de género'

Amparo Echávarri Rodríguez, concejala de Asuntos Sociales del Ayuntamiento. Karpint

Los pasados días 16 y 17 de noviembre y en el antiguo salón de sesiones del Senado, se celebró el IV Congreso 'Observatorio contra violencia doméstica y de género', en el que la abogada y concejala de Asuntos Sociales del Ayuntamiento de Coria, Amparo Echávarri Rodríguez, desarrolló una ponencia bajo el título 'Valoración del riesgo desde la perspectiva de la abogacía, defensa de las víctimas'.

Echávarri Rodríguez a lo largo de su intervención destacó los distintos tipos de víctimas y agresores que existen y también que de las 54 víctimas asesinadas a lo largo del año 2011, sólo 14 de ellas habían denunciado los hechos.

El problema, aseveró Echávarri Rodríguez, es que las víctimas no valoran el riesgo que corren o no lo ven. Sólo en el caso de la violencia de género las víctimas no quieren justicia para el culpable, dijo, sino que desean que se les deje vivir en paz. Puede resultar incomprensible, dijo, este tipo de comportamientos por parte de las víctimas, pero no dejan de ser mujeres que han estado enamoradas de su maltratador y que en muchos casos aún lo están, tienen hijos, comparten bienes y amistades, y por esta razón no suelen denunciar los hechos.

Finalizó diciendo que aún queda mucho por hacer, señalando que la educación tiene que ser un instrumento indispensable en la lucha contra las desigualdades.

La ponencia contó con la presencia de un magistrado del Juzgado de Violencia contra la Mujer y un médico forense, y al final tuvo como colofón una mesa redonda en la que los asistentes pudieron formular distintas preguntas a los ponentes.