La directora del Instituto de la Juventud visita el ECJ de Coria

Rosa Álvarez, García Ballesteros y Laura Sánchez. KARPINT
La directora del Instituto de la Juventud de Extremadura, Rosa Álvarez, visitó ayer los Espacios para la Creación Joven de Coria y Moraleja, donde estuvo acompañada por los alcaldes de ambas localidades y los responsables de estas instalaciones juveniles. Álvarez continúa de esta forma su recorrido por las diferentes instalaciones dependientes del Instituto de la Juventud, con el objetivo de conocer de primera mano el funcionamiento de estos espacios y sus necesidades.

El primer edil de Coria, José Manuel García Ballesteros, y la concejala de Juventud, Laura Sánchez, destacaron la importante labor desarrollada por estos espacios, que favorecen la participación de los jóvenes en la vida social de Coria y el desarrollo de las inquietudes artísticas y deportivas de los jóvenes.

El ECJ de Coria se ubica en las antiguas instalaciones del silo de grano, que tradicionalmente han sido utilizadas como zona de almacenaje, y fue el primer Espacio de Extremadura en abrirse, en abril de 2003.

Rosa Álvarez subrayó el gran número de actividades desarrolladas por este Espacio, en diferentes áreas, como artes plásticas, audiovisuales, escénicas o musicales. El centro cuenta además con un área expositiva abierta a los artistas de cualquier disciplina. También se oferta información a través de un Punto de Información Juvenil.

Gracias al apoyo del área musical del ECJ de Coria han podido desarrollar su labor a nivel regional grupos como JAN, entre otros.

Espacios de creación

Los Espacios para la Creación Joven, que actualmente son 20 repartidos por Extremadura junto a un Espacio Móvil, son centros para el desarrollo de actividades artísticas y creativas relacionadas con el ocio y tiempo libre, y dotados con todo tipo de recursos técnicos para la realización de actividades del área de la música, artes plásticas, audiovisuales, artes escénicas, nuevas tecnologías, etc. Están ubicados en espacios industriales o edificios que han entrado en desuso, como un matadero, un silo, un antiguo cuartel de la Guardia Civil, una iglesia, una plaza de abastos o cualquier tipo de nave industrial, que se ha rehabilitado y su uso se ha destinado al disfrute de la juventud. Están abiertos los fines de semana, festivos y vacaciones.