La diócesis de Coria organiza su VII Convivencia de Familias en Descargamaría

Como todos los años por esta época y organizado por la Vicaría de la Zona Norte de la diócesis de Coria, el próximo fin de semana se va a celebrar la VII Convivencia de Familias, que en esta edición tendrá como escenario la localidad serragatina de Descargamaría.

Según el vicario de la Zona, Julián Carlos Pérez Domínguez, en esta edición van a participar alrededor de unas 25 familias procedentes de Coria, Torrejoncillo, Ceclavín, Vegaviana, Moraleja y Hurdes, entre otros.

Con estas jornadas, según Pérez Domínguez, se pretende consolidar los grupos parroquiales de familias ya existentes, revisar el curso pasado, programar el próximo y animar a otras familias a la constitución de nuevos grupos.

La convivencia contará con monitores para estar con los niños mientras las personas mayores realizan sus actividades. Durante la convivencia estará presente el delegado Diocesano de Pastoral Familiar, Ramón Piñero Mariño, además del obispo de la Diócesis, Francisco Cerro Chaves, que también asistirá al acto de clausura presidiendo la eucaristía como colofón a esta VII Convivencia.

Todas aquellas familias que deseen participar en esta convivencia podrán inscribirse en sus correspondientes parroquias o en la Vicaría de la Zona Norte, situada en la plaza de San Benito, número 4, de Coria (Casa de la Iglesia).

La convivencia se abrirá el próximo viernes con la recepción de las familias participantes, cena, juegos de presentación y caza de estrellas.

El sábado, a las 11 de la mañana, tendrá lugar la primera ponencia del delegado de Pastoral Familiar. Posteriormente, los matrimonios harán un examen con dinámica individual y de pareja. La convivencia se reanudará a las 16.30 horas con una reunión por grupos seguida de un café con experiencias y puesta en común de los grupos y vivencias personales del verano pasado.

La jornada finalizará con un taller de manos y corazón, cena, paseo nocturno y posterior velada de danza y oración en San Julián el Hospitalario (Iglesia de Descargamaría).

La convivencia finalizará el domingo con una reunión por grupos, preparación de la eucaristía presidida por el obispo de la Diócesis, revisión de la convivencia y despedida tras la comida conjunta de todas las familias.