Aumenta la preocupación entre los vecinos por los cortes de luz

Sigue el malestar y preocupación entre los vecinos por los cortes que frecuentemente se dan en el suministro eléctrico, originando serios perjuicios a las industrias y a los electrodomésticos de los hogares.

Esta preocupación también es compartida por el alcalde de la ciudad, José Manuel García Ballestero, quien ha mantenido una reunión hace unos días con David Martín Arevalillo, jefe de distribución de la zona de Extremadura, para tratar de este gran problema que tiene la ciudad, que es el tema reiterado de los cortes de luz, y al mismo tiempo también se le informó de los tres pasos que se iban a emprender: por un lado la construcción de una subestación, la denuncia de Iberdrola a Industria y el otro paso sería cambiar de compañía suministradora. La reunión fue positiva, según el primer edil, pero al faltar el gerente de EMDECORIA por estar de baja se propuso otra fecha para tomar la decisión definitiva. «Ellos -afirma el alcalde- van a asumir su parte de responsabilidad y nosotros se lo vamos a exigir y ver cuál es el origen de esos cortes de luz donde solamente existe un punto de conexión de la Red de Coria con Iberdrola. Por este motivo se producen sobrecargas, saltan los automáticos, y entonces toda la ciudad permanece sin suministro». «Con esta nueva subestación, -afirma el alcalde-, se pretende, aparte de darle mucha más capacidad a la propia red para que se produzcan los menos cortes posibles, el tener dos puntos de entrada en la red de alta tensión, con lo cual si fallase uno, fallaría un sector de Coria, pero el otro no tendrá que fallar».

1.400.000 euros

Esta subestación en un principio iría ubicada en el polígono Los Rosales y será una toma que se haga desde Valdeobispo. El Consistorio pretende que la toma sea de 60 por parte de Iberdola y no de 45. Otra posibilidad que se baraja, según García Ballestero, es construir otra subestación al lado de la actual con lo cual también se minimizaría el coste, pero tiene el inconveniente de que la capacidad sería menor.

«Lo que procede es sentarnos a dialogar y buscar la mejor solución entre Iberdola, el alcalde y EMDECORIA, para tomar la decisión más correcta y que mejor convenga para los intereses de la ciudad. Ahora también hay que solicitar ese crédito de un millón de euros. El importe total de la subestación está en torno al millón cuatrocientos mil euros y el resto lo va a poner la Junta de Extremadura, es decir, un millón EMDECORIA y el resto la Junta de Extremadura», concluye el alcalde de la localidad.