Valle abandona la política

El que fuera alcalde los últimos cuatro años no ocupará su puesto de edil en el Consistorio

Juan Valle, durante la rueda de prensa que ofreció ayer. KARPINT
Tras las elecciones

Lo que parecía un mero rumor entre la sociedad cauriense se ha hecho realidad y en la mañana de ayer en la sede del Partido Socialista de Coria Juan Valle Barbero anunciaba a los medios informativos el abandono definitivo de la política activa. No se presentará el sábado a ocupar su puesto de concejal en el Ayuntamiento. Su puesto lo ocupará Héctor Lisero. Valle tuvo un recuerdo especial y muy emotivo para su familia, que siempre le ha ayudado y sobre todo por los sacrificios y privaciones que en estos cuatro años han tenido que sufrir.
 
«He decidido -manifestó Valle Barbero- retirarme de la política activa y el próximo día 11 no tomaré posesión como concejal del Ayuntamiento y volveré a lo que ha sido mi trabajo durante más de 35 años. Entiendo que ese ha sido el mensaje que me ha transmitido una mayoría aplastante de los vecinos y vecinas de Coria, Puebla y Rincón. Mi agradecimiento a mis compañeros del equipo de gobierno, a las 2.400 personas que votaron al Partido Socialista y a los compañeros de esta candidatura. A todos ellos les pido disculpas por no seguir, y mi gratitud por la confianza que depositaron en mí como candidato a la Alcaldía. Gracias al Partido Socialista porque me dio la oportunidad de ser alcalde en la ciudad en la que siempre he vivido, lo que ha significado para mí un orgullo y un honor. Especialmente gracias a los que en estos años me han apoyado y he sentido sus palabras de ánimo y de aliento». «Me voy -dijo- tal y como llegué, y seguiré siendo la misma persona que he sido siempre. Me voy satisfecho porque tengo la tranquilidad de haber trabajado duro y todo lo que he podido, lamentando que los resultados no hayan sido los deseados para tantas personas a los que he desilusionado».

Por último, deseó suerte a sus compañeros, «que estoy seguro que ejercerán una oposición leal a los intereses de la ciudad y le deseo suerte, como no puede ser de otra manera, al nuevo equipo de gobierno, porque si a ellos les va bien, a Coria también le irá bien», dijo.

Cuentas municipales

En otro orden de cosas, Valle Barbero dio a conocer a los medios informativos el estado de cuentas del Ayuntamiento. Manifestó que en el 2007 a fecha 2 de julio, el Ayuntamiento contaba con pólizas de tesorería que renovaba anualmente y de forma muy poco ortodoxa, con un total de impuesto de 1.625.000 euros. Contaba con préstamos a largo plazo de cuatro millones de euros y tenía una deuda con proveedores de 4.600.000 euros.
 
«A día de hoy y, según informes presentados por la técnica del Ayuntamiento, podemos decir que los préstamos a largo plazo son de 5.800.000 euros, se deben a proveedores 2.300.000 euros, se le debe al Ayuntamiento 5.100.000 euros y tenemos en cuentas bancarias 1.900.000 euros, entre ellos un millón a plazo fijo. Hemos rebajado -dijo- la deuda de proveedores en un 50%, es decir, 2.300.000 euros y además contamos con un saldo en los bancos de casi dos millones de euros, además de haber comprado 15.000 metros cuadrados de suelo, puesto que no tenía nada el Ayuntamiento, y de haber cerrado las cuentas de contabilidad de 10 años, que estaban sin cerrar desde el año 2000».

Después Valle Barbero hizo un recorrido por las obras llevadas a cabo en esta legislatura, aseverando que se han invertido en la ciudad más de 30 millones de euros, la mayor inversión de la historia de la democracia, pero que su gran dolor son los más de 1.500 parados registrados en el mes de abril, afirmando también que en estos cuatro años de Gobierno socialista han trabajado con el ayuntamiento más de 900 personas.